Coronavirus revela que la salud, después de todo, sí era pública

Columna de Matías Libuy, co-fundador de Fuerza Común, en El Mostrador

“El Coronavirus nos enrostra la brutalidad de un modelo de derechos sociales de prepago. ¿Cómo se van a lavar las manos con la frecuencia que necesitan los niños de Petorca si con el camión aljibe no alcanza? Al trabajador subcontratado, al autoempleado, a la asesora de hogar migrante sin contrato, ¿cómo le decimos que se aísle, que no trabaje, que se quede en la casa, si en su casa se come literalmente lo que se gana? A los casi 3 millones de adultos mayores que siguen trabajando en Chile, ¿cómo les decimos que esperen en sus casas, si de verdad la pensión no alcanza para vivir aquí?”.

Leer la columna

Síguenos en nuestras redes sociales: